Aunque los primeros cinco o seis años de vida infantil son los más frágiles en nuestra especie humana, los riesgos más graves en materia de salud mental, lesiones físicas y emocionales, se producen durante la adolescencia, aproximadamente en el período del desarrollo entre los 13 y los 20 años. Ya he mencionado a los lectores en oportunidades anteriores una gama de riesgos y peligros que enfrentan nuestros hijos adolescentes, al punto que titulé alguno de estos artículos "Campos Minados", sugiriendo que el adolescente se ve obligado a transitar por un territorio desconocido (ya que aún no tiene suficiente experiencia de vida) y plagado de minas que podrían explotar en cualquier momento (la exploración de las drogas, el alcohol, las situaciones de peligro de accidentes, el comienzo de su práctica sexual).

          Tantos y tan variados ejemplos que la opinión pública registra últimamente, patentizan lo que puede pasar con jóvenes adolescentes ignorados, desatendidos, expuestos al acceso indiscriminado de armas y a la violencia de los medios audiovisuales, que continúa siendo intensa a pesar de los esfuerzos de muchas agencias del Gobierno Federal quienes, avaladas por opiniones profesionales sólidas e investigaciones científicas universitarias intentan que estos bombardeos hipnotizantes de la mayoría de los medios de comunicación disminuyan sus efectos nocivos.

 

continúa

[Home] [Video] [Autor] [Colaboradores] [Artículos] [Contáctenos]
© Vivir Mejor Productions. All rights reserved.