En la vida moderna, tenemos tres maestros: el primero es el padre y la madre, el tercero es la escuela y el segundo… la televisión. Estos tres maestros intervienen con distintas intensidades a lo largo del proceso infantil de desarrollo, con sus períodos de expansión (sintéticamente los 2, 4, 6 y 8 años) y sus períodos de "organización" de lo aprendido (a los 1, 3, 5, 7 y 9); con fuerzas convergentes que van socializando al niño cada vez más, orientando sus energías intrapsíquicas y ayudando a definir un "perfil de personalidad" adaptada. En primer lugar, está el rol extraordinario que significan el papá y la mamá para un niño en términos de protección, amor, disciplina, responsabilidad y estimulación temprana.

           

  continúa
[Home] [Video] [Autor] [Colaboradores] [Artículos] [Contáctenos]
© Vivir Mejor Productions. All rights reserved.